Hofzinser. La Cartomagia de Hofzinser

Johann Nepomuk Hofzinser es hoy día catalogado como el más grande genio del mundo de la cartomagia del siglo XIX. Sin embargo tal reconocimiento puede hacerse hoy día gracias a la recopilación de sus técnicas y trucos recogidas en las investigaciones de quien fue el más dedicado de sus seguidores, el ilusionista vienés Ottokar Fischer en sus libros “La cartomagia de Johan Nepomuk Hofzinser” (publicada en 1910) y “La magia de Johan Nepomuk Hofzinser” (publicada en 1942), ambos traducidos en 1931 por Sharpe;  y a la no menos genial interpretación de esos escritos por parte de Juan Tamariz.

La circunstancia de tener que recurrir como principal fuente de información a Ottokar Fischer y no al propio Hofzinser, estriba en el hecho de que nuestro personaje era excesivamente celoso de su conocimiento y no permitía que ni siquiera sus más cercanos colaboradores compartieran sus secretos, llegando al extremo de dejar por escrito una orden para que a su muerte todos sus  escritos fueran destruidos; lo cual cumplió cabalmente su viuda, la también maga Wihelmine Bergmann, borrando del mundo todo vestigio de su genio creativo.

La participación de Juan Tamariz en la interpretación de las rutinas plasmadas en los libros de Fischer ha sido clave para el cabal entendimiento de la obra de Johann Hofzinser, dado que tales escritos adolecen de dificultades importantes para su asimilación debido a la enorme complejidad y mucha incomprensibilidad de muchos de sus pasajes, rutinas presentadas de tal manera que parecieran no tener sentido alguno y con altas exigencias en cuanto a técnicas corporales y sicológicas, establecimiento de requisitos para la adquisición, fabricación y manejo de naipes y del equipamiento necesario para ejecutar de manera exitosa efectos mágicos.

 

 

¿Quién fue Hofzinser?

 

Johan Nepomuk Hofzinser vino al mundo en la ciudad de Viena del seno de una familia procedente de la ciudad de Schwaben. Su fecha de nacimiento difiere ligeramente con los autores, ya que aunque todos coinciden que nació en el año 1806, algunos indican el 19 de Junio, otros el 18 de Julio y otros el 19 de Julio como el día de su advenimiento. Por pertenecer a la clase media–alta de la sociedad austríaca, su familia tomaba mucho interés en las variantes artísticas de la época, lo cual influiría determinantemente en la formación de Johann; y su padre, que era un rico corsario, se esmeró para que su educación fuese completa y rigurosa, hasta lograr en 1829 el grado de Doctor en Filosofía a los 23 años de edad en la Universidad de Viena.

Inicialmente, Hofzinser se había inclinado por la interpretación musical, la cual  hacía con el violín como instrumento, con el cual participó en conciertos de importantes círculos de la sociedad vienesa, cosechando vítores y aplausos. Hasta que en una oportunidad al comparar fríamente su desempeño con la ejecutada por un niño con quien compartía una velada, se dio cuenta, lleno de tristeza, que la interpretación musical no era para él; que había elegido un camino equivocado y que estaba muy lejos de llegar al virtuosismo en esa disciplina; y, además, que las alabanzas que recibía con sus presentaciones no eran del todo muy sinceras. Poseído de tal grado de frustración abandonó para siempre la carrera musical que había tempranamente emprendido.

En la búsqueda de otro aspecto artístico por la cual interesarse, muy pronto Hofzinser incursionó en el mundo de las artes mágicas, afición que compartió desde 1825 con su desempeño como profesional  en el Ministerio de Finanzas austríaco, hasta ser jubilado de esa entidad por razones de salud en 1865.

En esa época el desarrollo de la magia estaba en un estado bastante primitivo y Hofzinser comenzó su incursión en la Cartomagia mediante la realización de viejos experimentos ya existentes, los cuales mejoraba sustancialmente con fenomenales rutinas que mantienen todavía su vigencia. En ese entonces compartió amistad e inspiración con el mago Herr Dobler, en esos momentos triunfante en Viena con los dobles efectos en sus presentaciones para la diversión del público,  y con el profesor Kompars Herrman.

Habiendo agotado los experimentos susceptibles de mejoramiento, Hofzinser pasó a la fase de creación de nuevas técnicas, rutinas y accesorios, con principios nuevos y desconocidos hasta entonces, producto de su fecundo ingenio, que todavía hoy se siguen utilizando en la forma original ideada por él.

 

Libros sobre Hofzinser

 

 

La cartomagía de Hofzinser

 

La especialidad de las artes mágicas que mayor atención le llamó y dedicó sus energías con pasión fue la Cartomagia, a la cual le gustaba calificar como “la poesía de la magia”. En la Cartomagia concentró su apabullante inteligencia, genialidad y energía creadora, innovando con más de 60 experimentos originales cartomagicos.

La alta sociedad  y aristocracia vienesa tenía siempre como invitado permanente a Hofzinser en todas las actividades que realizaban para la realización de actos de magia como medio de entretenimiento.

En 1852 en su casa en Wollzeille de Viena inauguró un periodo de presentaciones mágicas durante tres días de la semana con un espectáculo denominado “Una hora de engaños” que luego mudó al salón del cantante, actor y dramaturgo austríaco Johan Nestroy; en donde mezclaba magistralmente el sarcasmo social con la magia, convirtiéndose también en centro de atracción para esa alta sociedad vienesa ávida de entretenimiento, aliñados con juegos de mentalismo que causaron sensación en esa aristocracia vienesa durante casi veinticinco años y que debían cancelar un ducado de oro para poder acceder a una platea del local. En 1853 a raíz de su casamiento con Wihelmine Bergmann el espectáculo lo trasladó a la calle Walfish, en la casa propiedad de su esposa quien desde entonces participaría como ayudante de su espectáculo.

Una vez concretada en 1865 su jubilación y retiro del cargo que desempeñaba en el Ministerio de Finanzas austríaco, decidió comenzar a viajar llevando su espectáculo primero por toda Austria y luego por buena parte de los países de la Europa oriental y regresó a Viena en donde hizo su último espectáculo el 29 de Diciembre de 1874, muriendo a apenas tres meses de su regreso el 11 de Marzo de 1875.

Hofzinser es hoy día considerado una leyenda reconociéndosele como el Padre del Ilusionismo con naipes y por ser precursor en la utilización de barajas trucadas y en las técnicas de prestidigitación, siendo especialmente recordado por la fascinación que causaba a quien lo veía actuar, por la incomprensible decisión de destruir su legado escrito en la hora de su muerte; y por las geniales técnicas e incomparables trucos de los juegos recuperados y recopilados por Ottokar Fisher , quien dedica las últimas páginas de su libro a la descripción de “Los 18 problemas de Hofzinser”, para los que hasta ahora han sido en vano los intentos de resolución, parecido a lo que en Matemáticas representa el Enigma de Fermat.

 

Algunos Juegos de Hofzinser

 

  1. Choice Of Color
  2. Changing Aces
  3. Card To Cigar-Case
  4. The Secret King Of Spades
  5. The Five Changing Cards
  6. Carte Blanche (The Blank Card)
  7. The Magic Ring
  8. Strange Coincidence
  9. Card and Bank-Note
  10. Card And Handkerchief
  11. Card And Watch
  12. The Magic Separation
  13. The Flower Puzzle
  14. The Toss Of The Cards
  15. Rubezahl
  16. The Visiting Card
  17. The Game Of The Lansquenets
  18. The Mysterious Card
Summary
Review Date
Reviewed Item
Hofzinser
Author Rating
51star1star1star1star1star